joana martos artista plastica

El dibujo siempre ha sido mi refugio, a través de él he trabajado especialmente los rostros y la figura humana.

Me inquieta pensar en el lugar que ocupamos en el mundo, el motivo de nuestra existencia y el tiempo que tenemos para invertir nuestras experiencias en nuestro proceso vital. Vivimos una vida donde es muy fácil perderse entre tanta información, llena de estímulos y distracciones. Centrarse es cada vez más complicado, creo que necesitamos acostumbrarnos a funcionar en modo manual. Pero esto implica hacer un gran esfuerzo consciente para quitarnos ese piloto automático que la sociedad moderna nos ha obligado a implantarnos. No siempre es fácil, pues lo más cómodo es funcionar con los patrones preestablecidos pero que en la mayoría de los casos han quedado antiguos y caducos, son esquemas mentales que no se han adaptado a los tiempos que vivimos. Quizás algunos funcionen, pero es necesario que les hagamos una revisión para valorar si pasan la prueba o debemos desecharlos de nuestra vida.

Anuncios